Radio Encuentros   IWGIA

La recuperación y difusión de música indígena es parte de la tarea de revalorizar la cultura de los pueblos indígenas, al mismo tiempo que para las comunidades representa un símbolo de su resistencia cultural.

Senen Pani

Las palabras que componen estos cantos emiten sonidos de poder. Trabajan en lo profundo, haciendo conexiones poderosas. Dibujan diseños que pueden sanar, recuperar la armonía, como los diseños laberinticos que aparecen en el arte shipibo. Los cantos se originan en las visiones de los chamanes: son una representación de lo que ellos ven y aprenden de las entidades percibidas en sus visiones. Estas entidades son múltiples, semejantes y no semejantes, y no podemos reducirlas a una sola expresión; por eso la metáfora es lo que mejor las describe. Son cantos que vienen desde un mundo sobrenatural, no apartado de la naturaleza. Las palabras del castellano o del inglés no son apropiadas para expresarlos. Su verdadero significado se revela tan solo bajo la influencia de preparados a base de plantas como el ayahuasca. La “mareación” producida por la toma se convierte en una vía para el conocimiento y es la manera en que se comprende el significado de los cantos. Los seres sobrenaturales que aparecen tras las canciones emiten melodías de forma muy similar a la que respiramos. Los chamanes viajan entre ambos mundos, cruzándolos de ida y vuelta, y obtienen poderes similares a los de aquellos seres cuyas canciones entonan. Y una vez que han percibido el mundo con claridad procuran actuar. El mundo está repleto de peligros: dardos, males…el poder puede ser un arma de doble filo.

Los chamanes primero tienen que vencer el lado oscuro que podría ser un impulso letal. Mas los cantos pueden salvar vidas. Si está hundiéndose en sus visiones puede asirse a la melodía del chamán como tabla salvadora. Estos son cantos de hechos de conocimiento.
Producido por: IKAM Asociación Editorial
Producción Ejecutiva, grabación, edición y masterización: Roberto Wangeman